Seguros de autos en Chicago

Los seguros para autos son contratos o pólizas que se establecen entre dos partes, es decir, entre el cliente y la compañía aseguradora con el fin de protegerse de daños causados a terceros (personas u objetos involucrados) y evidentemente donde esté involucrado el vehículo sea el conductor o propietario quien conduzca el mismo.

Existen diferentes compañías que a su vez ofrecen variedad de planes para la cobertura de tu auto y de entre los cuales cada quien escoge el que más se adapte a sus necesidades y a su solvencia económica. Normalmente entre las coberturas incluidas están: pérdida parcial o total por daños, lesiones o daños causados a terceros bien sea personas o bienes, asistencia, vehículo de reemplazo, entre otros. Por ello el seguro para autos tiene como objetivo principal indemnizar o reparar los daños ocasionales provocados en los autos de terceros y también en el del asegurado; la cobertura mayor radica en asegurar los daños que se causen a terceros y donde estén involucrados  los autos, este vendría siendo el llamado seguro obligatorio de responsabilidad civil.

Hablemos un poco sobre las ventajas de tener un seguro para autos, primero que nada ya sabemos que el seguro básico (responsabilidad civil) es obligatorio en prácticamente todos los países y para eso las compañías de seguros te ofrecen diferentes coberturas o paquetes adicionales de acuerdo a los intereses y necesidades de la persona que solicita la póliza.  Entre algunas de esas tenemos:

– Nos movemos en nuestro auto con la seguridad y confianza que nos brinda el saber que estamos respaldados por la aseguradora ante cualquier situación inesperada en la vía pública.

– Estar respaldados contra daños materiales.

– Preservar el valor (inversión) de nuestro auto.

– Protección en el caso de que ocurra un accidente, incluyendo la responsabilidad causada por daños a terceros (incluyendo gastos médicos si son requeridos y asesorías jurídicas).

– Algunas compañías de seguros para autos incluyen pólizas donde puede darse el caso de que el conductor responsable del hecho se fugue. Claro no todas ofrecen esta cobertura.

Así como hay ventajas también hay desventajas pero no de tener un seguro para autos sino de no tenerlo, entre algunas desventajas de no tenerlo destacan: tener que pagar la totalidad de los gastos ocasionados tanto en el vehículo propio o en el de terceros de nuestro propio dinero en el momento requerido, tener que realizar el pago de la póliza por un tiempo aunque no estemos asegurados (eso depende de las leyes locales según donde vivan), podrías tener que pagar entre los daños gastos médicos, juicios o algún otro particular que ocurra como consecuencia del hecho ocurrido.

Por eso es sumamente importante que toda persona que tiene un auto debe adquirir un póliza de seguro para su automóvil de manera tal que se pueda tener el respaldo de la compañía con la que se hizo el contrato y en caso de ocurrir algún evento desafortunado que amerite la intervención del seguro y evidentemente la tranquilidad de saber que contamos con eso vale mucho.